En palabras de nuestra colaboradora habitual Susana Molpeceres:Susana
“En mi continuo interés tanto personal como profesional por paliar el fracaso empresarial y aportar mi granito de arena al lado de la balanza de las Soluciones, he querido investigar una nueva herramienta de la que tuve conocimiento de forma reciente llamada los Bancos del Tiempo (BdT). A pesar de existir hace mucho, los BdT son unos grandes desconocidos para el gran público y por extensión, para la comunidad emprendedora. Hasta ahora se han empleado en el ámbito personal para facilitar servicios diversos de la vida diaria y he querido investigar si tendría sentido su aplicación en el ámbito profesional y en particular, en el colectivo de los emprendedores/as. Por eso, el proyecto que tenéis a continuación es un viaje que funde los dos mundos: el del emprendimiento y las causas de fracaso empresarial con el de los bancos del tiempo, la esfera personal y la profesional indagando las posibles conexiones y sinergias entre ellos.
Es un trabajo largo, repleto de datos objetivos provenientes de fuentes oficiales así como de reflexiones propias y opiniones de inestimables colaboradores involucrados en ambos mundos. Para quien no tenga tiempo, os avanzo las conclusiones más jugosas:
Los BdT empiezan a implantarse en ámbitos profesionales para distintos fines en función de la entidad que lo ponga en marcha: desde Universidades a Centros de Investigación, Ayuntamientos y Centros de Empleo están incorporando a su cartera de servicios los BdT como vehículo para facilitar y reforzar el contacto entre los miembros/ clientes a los que se dirigen. Por eso, los BdT comienzan a utilizarse para intercambiar y potenciar el conocimiento individual y colectivo, mejorar la empleabilidad o incubar nuevas ideas y proyectos.
– También de forma incipiente y aislada, se han localizado iniciativas de BdT dirigidos no solo a emprendedores/as, sino a todo el ecosistema que apoya el emprendimiento: inversores, consultores, empresarios, etc.
– Aunque resulta prematuro saber si los BdT para emprendedores/as pueden servir para disminuir la tasa de mortandad empresarial, si se puede concluir que los BdT inciden directamente de forma positiva en los tres obstáculos mayores que encuentra el emprendedor/a hoy día: la falta de financiación y liquidez (vs el tiempo como medio de pago), un entorno hostil (vs un entorno colaborativo) e insuficientes conocimientos y habilidades individuales (vs conocimiento colectivo).”