Es un placer compartir la entrevista que Susana Molpeceres nos realizó el mes pasado para incluirla dentro de su pBtDroyecto de investigación sobre la relación entre emprendimiento y Bancos de tiempo. Susana ha entrevistado a una serie de expertos en Emprendimiento o en Bancos de Tiempo con el fin de poder utilizar los Bancos de Tiempo como herramienta para evitar el fracaso empresarial. Podéis descargar el documento completo desde este post donde Susana explica más detenidamente su trabajo: Emprendimiento y Bancos de Tiempo. ¿Buenos aliados?.

Os dejo con la entrevista. Encantado de recibir vuestras opiniones, comentarios e ideas y hacérselas llegar a Susana Molpeceres.

1.- Hace tiempo que los medios de comunicación y las instituciones públicas insisten en que debemos ser emprendedores ¿ es cierto todos deberíamos poner un negocio en marcha?¿es un mensaje adecuado?

Rigurosamente falso, si el mensaje no se dice correctamente y se define que tipo de personas emprendedoras están buscando. Desde luego, sí necesitamos un mayor espíritu emprendedor, más que personas emprendedoras, es decir, que cale el mensaje en nuestra sociedad de “empujar” es decir, provocar cambios a través de organizaciones empresariales, en contra posición al mensaje actual de “tirar” es decir, esperamos que alguien externo nos dé el  trabajo de nuestra vida.

Volviendo a la pregunta. Yo creo que el mensaje que se difunde de autoempleo es erróneo. Y que fomentar el emprendizaje desde la necesidad no nos va a sacar de las crisis, si no que va a profundizar en situaciones precarias. El emprendimiento que sí nos llevaría a producir de otra forma hay que provocarlo desde las instituciones, gubernamentales y no gubernamentales. Es decir, necesitamos muchos Facebook y eso no surge del mensaje de autoempleo actual, surge de un fomento del espíritu emprendedor que  para mí, no es lo mismo.

2.- Un buen emprendedor o un emprendedor a secas, ¿nace o se hace?

Creo que ambas cosas. Como todo en esta vida, hay gente que tiene una mayor facilidad. Pero también, es verdad que es más fácil desarrollar esas capacidades dentro de un “ecosistema” que sea proclive. Es decir, si naces en España es más fácil que puedas ser buen jugador de fútbol que de hockey sobre hielo. Aunque tus condiciones fisiológicas sean las mejores para la práctica del hockey, primero será complicado que te guste, segundo será complicado encontrar un coach que te enseñe y tercero será complicado encontrar la infraestructura necesaria. Creo que sucede lo mismo con las personas emprendedoras, hay rasgos que son innatas en unas personas, por ejemplo,  ver oportunidades de negocio, pero creo que esto se puede trabajar y entrenar. Eso sí, será más fácil en ambos casos, tanto para la persona innata como para la persona aprendida si el ecosistema donde se mueve premia el emprendimiento.

3.- Según tu opinión, ¿qué características / comportamientos/ actitudes tiene un buen emprendedor?

Destacaría tres:

  • Pensar en las personas. Es decir, piensa en cómo solucionar problemas a los demás.trueque

  • Fijar metas. Una vez que tiene una idea de negocio, tiene la capacidad de imaginarse el futuro e ir fijando metas para hacer que la ficción en su cabeza vaya haciéndose realidad.

  • Autoestima. Hay que ser muy valiente para pensar que algo se puede hacer de una manera diferente, enfrentarte al Status Quo y cambiarlo.

4.- Si algunos ingredientes importantes para ser emprendedor pueden aprenderse, ¿cómo son esos métodos de aprendizaje? ¿es posible evaluar los avances?

Sí pueden aprenderse. Hay mucha teoría al respecto. Los métodos más utilizados, estamos hablando de cambiar comportamientos, son métodos que enfrentan a la persona con experiencias. Es decir, obligan a las personas a entrenarse en situaciones más o menos controladas para después poder poner en juego esos hábitos en el mercado. Actualmente, hay multitud de métodos, muchos de ellos ligados al método AGIL. Pero también hay, con Avalon y la Fundación Principe de Girona a la cabeza, metodologías para implantar el aprendizaje de hábitos emprendedores desde los primeros años del colegio. Se trata de fomentar el pensamiento crítico y la búsqueda de soluciones a los problemas, bajo la estrategía “push” es decir, busca tu solución, no esperes a que te la den.

5.- ¿Qué es en tu opinión, el éxito empresarial? Y por el contrario, ¿qué es el fracaso empresarial?

El éxito empresarial para mí es encontrar un modelo de negocio que satisfaga tu vida profesional y personal. Es decir, que desarrolles una actividad que te apasione y que te permita vivir la vida que deseas. El fracaso, por oposición, sería todo lo contrario. Es decir, que tu vida profesional no te satisfaga, no hablo de ganar dinero, y que encima no te permita desarrollar una vida persona plena. Ese modelo de negocio está equivocado por mucho dinero que ganes o porque estás perdiendo dinero.

6.- ¿Está relacionado el éxito o el fracaso empresarial con las habilidades del emprendedor? Si es así, en qué medida?Totalmente.

Primero porque si no encuentro una actividad que realmente me apasione es difícil ser persistente. Sin persistencia, no puedo alcanzar metas u objetivos que me he propuesto. Sin objetivos, es imposible modelar la visión que tenía en mi cabeza sobre cómo sería el futuro de las personas una vez mi empresa existiera. Sin visión no hay empresa posible.

7.- Si conoces los Bancos del Tiempo, ¿crees  que podrían contribuir a mejorar determinados habilidades y comportamientos empresariales? Si es así, ¿cuáles?

Más que comportamientos, que también ayudaría porque te daría la oportunidad de validar o no tu modelo de negocio. Creo que es un campo muy interesante para la fase de prototipar y testar que actualmente estamos haciendo mucha fuerza en la creación de empresas. Es decir, podría ser un “banco de prueba” de los modelos de negocio con los que queremos que el mercado valore nuestra propuesta de solución al problema que estamos intentando resolver. Cuando hablo de problema, me refiero tanto a un problema como a una necesidad. Es decir, construyo uno o dos modelos de negocio y los doy a testar en los bancos de tiempo, con lo que voy a recibir un feedback que vale más que 250 horas invertidas en un plan de empresa.

Muchísimas gracias a Susana Molpeceres por dejarnos participar en tu más que interesante proyecto de investigación.

hector@arcossdc.com

@hectorsdc