La respuesta a la pregunta es no. Pero, y un pero muy grande, la va a cambiar. En mi opinión, el mundo online va a cambiar el acceso a la financiación de los proyectos de creación de empresas, y sobre todo en la financiación de microempresas y PYMES. Es un cambio que otros sectores  ya están experimentado, bien conocido son los casos de la música, el cine o la televisión. Más incipiente son los cambios en el mundo de la distribución de alimentos frescos o la moda, donde siempre habrá un intermediario que tenga que distribuir el producto tangible lo que dificulta un cambio total.  Tangibilidad que el dinero tiende a perder, como ya se ve en el gran juego de las bolsas.

cpu dollar

Y mi pregunta es ¿será capaz Internet de ofrecer alternativas para la financiación de las microempresas y PYMES sin que ésto suponga un coste altísimo tanto en la  gestión del contacto como en la gestión de los acuerdos? Si tenemos en cuenta la proliferación se sitios web destinados a poner en contacto a 1. Emprendedores, 2 Inversores, 3 Mentores o consultores (Financiación 3.0) la respuesta es obvia. El acceso a la financiación va a ser global.

¿Por qué si compramos Ipad en ebay, no vamos a intentar financiar nuestro proyecto con capital Australiano?

Echarle un vistazo a los siguientes recursos:

1. Crowdsourcing. La semilla que lo empezó todo. index

2. Microfinanciación. El tallo que lo hizo crecer.

3. Financiación social. Las hojas verdes que le dan y le darán mayor visibilidad y credibilidad.

4. Fondos de capital riesgo/Venture capital. La raiz que sustentará las demas iniciativas.

5. “Metabuscadores” de la financiación. Búsqueda transversal de financiación. Los Atrapalo o Tripadvisor de la financiación 3.0. en sus primeros pasos.

Preguntas que me rondan la cabeza:

  • ¿Esto es bueno o malo?
  • ¿Serán capaces todas estas iniciativas de seguir apostando por Internet como el medio para financiar proyectos o no dejará de ser una herramienta para conocerse? Si es la primera opción, ¿No os parece que se puede desarrollar toda una industria detrás?
  • ¿Será el cara a cara siempre imprescindible para crear confianza entre todas las partes? ¿Podrá Skype sustituir a una reunión en la oficina de la Caja de Ahorros del pueblo?

hector@arcossdc.com